monstruos niñeras

 

Después de lo sucedido en la vuelta de la esquina, un emprendedor decide montar la primera empresa de niñeras y canguros monstruo. Al parecer los niños sobre todo los de tierna edad, se ven más identificados con los monstruos que con sus padres, esto quizá deja ver que en realidad hay niños, que son más monstruos que niños. 

Parece que el negocio pinta bien ya que más de uno duerme con monstruos y no lo sabe la empresa solo atiende vía portal dimensional, o agujero de gusano, para más información introduzcanse un dedo en la oreja para ajustar la señal.